¿Es el fin de los contratos de transporte a largo plazo?

- Author: Konrad Potocki

La flexibilidad domina hoy el sector del transporte. La tecnología permite a los cargadores acceder a los contratos por rutjas fijas, organizar licitaciones rápidas y controlar los precios en las bolsas de carga.

¿Esto dónde te sitúa a ti, transportista?

Decir que el transporte por carretera en Europa es un caos es no decir nada. La escasez de transportistas tiene su mejor reflejo en las desorbitados precios de transporte. Según cálculos recientes de los analistas de Transport Intelligence, el índice medio de tarifas en el transporte europeo por carretera ha subido un 7% en comparación con el año anterior. Se trata, obviamente, de una media estadística, ya que los fabricantes y comerciantes polacos han tenido que pagar a menudo hasta un 20-30% más. La falta de transportistas estimula nuevas subidas. ¿Existen indicios de estabilización?

Parece que, al menos en lo que queda de año, el déficit del mercado del transporte no disminuirá significativamente. La pandemia, la subida de los precios del combustible, las disposiciones del Paquete de Movilidad, la escasez de conductores y, finalmente, la guerra de Ucrania; han puesto patas arriba el sector del transporte y han sacudido las cadenas de suministro. El citado informe de TI muestra que las tarifas de transporte polacas son las que más han subido en Europa (especialmente tras el estallido de la guerra en Ucrania). Así, por una carga completa de camión desde Polonia a la UE hay que pagar actualmente unos 1.400 euros y no mucho menos en la ruta clave del transporte europeo: Varsovia-Duisburgo.

Rutas fijas – ¿un servicio en las últimas?

Según Michał Pakulniewicz, analista del mercado del transporte de Trans.eu Global, el caos de precios en el mercado persistirá al menos hasta finales de este año. – Solo entonces la elevada inflación empezará a afectar al consumo, lo que provocará una notable reducción de la demanda de servicios de transporte. Además, el mercado europeo sufrirá los efectos de la ralentización económica en Alemania, que es el motor de la economía continental – comenta. Rafal Jablonski, Director General de System Transport, operador logístico, coincide con esta opinión. – La normalidad volverá en un momento, pero a un nivel de precios diferente, más alto. El transporte contractual en el contexto actual es un servicio moribundo – predice Jablonski. Los cargadores y operadores logísticos tienen que esperar un alto índice de rechazo de los envíos contractuales: se pueden dar con un canto en los dientes si es “solo” del 10 al 15%.

– Recientemente he oído un chiste muy acertado que se cuentan los transportistas entre ellos. ¿Qué es mejor un transportista con contrato o la Navidad? Un transportista por contrato, por supuesto, pero la Navidad sucede más a menudo – ríe Rafał Jabłoński. El director general de System Transport lleva 25 años trabajando en cadenas de suministro, su flota sirve a todas las direcciones posibles, pero nunca ha visto un exceso de demanda tan grande con respecto a la oferta.

La optimización como bote salvavidas

Los representantes del sector del transporte y la logística coinciden en que no se puede volver a la situación anterior a la pandemia. No estamos hablando solo de las tarifas, las relaciones entre el cargador y el transportista también han cambiado definitivamente. Los contratos más largos, de al menos un año, se están convirtiendo poco a poco en cosa del pasado. Hoy reina la flexibilidad en el mercado. – La única forma de reducir los costes de transporte es optimizar las soluciones, por ejemplo, aprovechando mejor el espacio de carga y ampliando los ciclos de entrega. No todas las mercancías tienen que entregarse 6 horas después del pedido – comenta Rafal Jablonski, de System Transport. Tanto los fabricantes como los transportistas buscan soluciones diferentes para aumentar la flexibilidad. Los primeros quieren ahorrar dinero para no perder márgenes de venta como consecuencia de los elevados costes de transporte, los segundos quieren hacer un mejor uso de la flota, compensar el aumento de los costes y ganar más.

El mejor barómetro de las relaciones entre estos dos grupos es la ya mencionada tasa de rechazo de órdenes de carga. Aunque, con el fin de salvaguardar su imagen, los cargadores y operadores logísticos no siempre comparten este tipo de información. Sin embargo, son ellos los que tienen la fotografía completa del mercado de cargas. – Firmamos contratos más largos debido principalmente a la explotación de las conexiones de línea entre nuestras sucursales. Casi el 90% de nuestro negocio se basa en los llamados “contratos de llamada”, es decir, contratos corrientes a corto plazo, con transportistas fiables. También completamos nuestra capacidad de transporte en la bolsa de cargas – explica un operador logístico que trabaja para una gran empresa productora.

Interpenetración de los mercados

Una mayor flexibilidad en el planteamiento de las órdenes de transporte implica un mayor uso de la tecnología. Esta tendencia hacia la digitalización en el sector del transporte y la logística también se ve confirmada por recientes estudios de mercado. Por ejemplo, el último informe del think tank SpotData (“El transporte por carretera en Polonia 2021+”) muestra que el 42% de los transportistas tiene previsto invertir en la digitalización de los procesos. En el caso de los cargadores, este proceso está mucho más avanzado.

– Los mercados de transporte con contrado y spot están condenados a la cooperación y la interpenetración amistosa. Los transportistas se ven obligados a subir sus tarifas de transporte no solo por la subida del combustible, sino también por el aumento de los costes de personal y de financiación de las flotas. Si el Banco Central Europep sube los tipos de interés, el transportista pagará más por el servicio de leasing o préstamo del camión. Por otro lado, el cargador busca reducir la tasa de rechazo de los transportes contractuales, que actualmente alcanza el 20-25% – afirma Piotr Roczniak, Business Consulting Manager de CargoON, empresa proveedora de sistemas de gestión de transporte para cargadores.

El mercado está obligando al cargador a cambiar su modelo operativo porque es él -y no el transportista- quien está sometido a la presión de garantizar la continuidad del suministro. Sin embargo, fabricantes o distribuidores no pueden permitirse el lujo de alejarse radicalmente de los contratos de transporte: por ello buscan un equilibrio entre ambos mercados. Piotr Roczniak lo llama “diferentes tonos del arco iris”, es decir, buscar soluciones adecuadas a una situación determinada. – Los tiempos en que el cargador podía negociar un contrato a largo plazo han pasado. Hoy debe buscar la mejor solución en cada momento. Debe estar al corriente de los precios del mercado spot para ajustar los precios contractuales y garantizar un bajo índice de rechazo. Con las herramientas tecnológicas adecuadas, puede tener acceso simultáneo a los transportistas bajo contrato, a un grupo de colaboradores ocasionales y al mercado público”, añade Piotr Roczniak.

Tiempos para Cisnes Negros

Precios de transporte inestables, ajustes semanales del combustible en los contratos, presión para subir las tarifas de los conductores: estos son los retos a los que tendrán que enfrentarse a quienes forman parte del sector del transporte y la logística en los próximos meses. Una reacción flexible a la situación del mercado, capacidad de transporte procedente de diversas fuentes – lo más rápidamente posible, sin pagar de más – es la solución no solo para los próximos meses, sino para el futuro. – De momento, el único elemento estable del mercado del transporte es el cambio constante. El caos es cada vez mayor – afirma Michał Pakulniewicz, analista del mercado del transporte en Trans.eu Global.

Piotr Roczniak utiliza la metáfora del Cisne Negro para referirse a la situación actual y confirmar la tesis de su predecesor. Se trata de un término introducido hace varios años por Nassim Nicholas Taleb, destacado estadístico y economista. – Se trata de que las previsiones fallan a menudo, porque se producen fenómenos imprevisibles. El mercado del transporte y la economía en su conjunto están constantemente plagados de estos Cisnes Negros – añade.

Cargadores flexibles

 

  • Piotr Roczniak
  • Director de Consultoría de Negocio de CargoON
  • Debido a la elevada tasa de rechazo del transporte, los cargadores se ven obligados a buscar transportistas en el mercado público. Vivimos tiempos de cambios constantes en los que los fabricantes están modificando su modelo de negocio. Como no pueden permitirse una retirada repentina de los pedidos por contrato, intentan encontrar la capacidad que les falta en el mercado al spot. Con la elección adecuada de herramientas tecnológicas, pueden hacer un uso eficiente del acceso a ambos mercados al mismo tiempo. Y, lo que es más importante, sin merma de la calidad del servicio.

Si estás interesado en tener una alternativa a los contratos a largo plazo o rutas fijas, consulta nuestra solución Simple Tenders.

 

+ INFO

 

Principales ventajas de Simple Tenders:

  • Rápida ejecución
  • Más amplio acceso a transportistas en Europa
  • Posibilidad de adaptar el proceso a las necesidades individuales
  • Eficacia demostrada en la búsqueda de transportistas