Case Study

Wienerberger Rumanía: CargoON es la solución ideal para optimizar los procesos de transporte

Author: Konrad Potocki
Case study Wienerberger Romania

Wienerberger es el mayor fabricante europeo de ladrillos y baldosas de cerámica. Presente en el mercado desde 1998, la empresa tiene 4 fábricas en Rumanía y otras 197 más en 30 países distintos, hecho que le convierte en el mayor fabricante mundial de bloques cerámicos.

Hablamos con Iulian Mangalagiu, director general de Wienerberger Rumanía, sobre la integración de las nuevas tecnologías en su operativa, la digitalización de los procesos relacionados con el transporte y las ventajas de la cooperación con la plataforma CargoON (Grupo Trans.eu).

¿Cuál es su situación actual en el mercado rumano?

Wienerberger está presente en Rumanía desde 1998 y es uno de los mayores productores de materiales de construcción del país. Tenemos una cartera de productos diversificada y operamos en el mercado local con 6 marcas: POROTHERM para ladrillo de albañilería, TONDACH y KORAMIC para baldosas cerámicas, TERCA para ladrillo de fachada e interiorismo, PENTER para pavimento cerámico y SEMMERLOCK para pavimento de hormigón. Wienerberger tiene siete centros de producción, cuatro de los cuales fabrican ladrillos y los otros tres fabrican adoquines. Tenemos más de 520 empleados y una red de distribución nacional. También exportamos nuestros productos a Hungría, Moldavia y Bulgaria.

El año pasado supuso muchos retos para las empresas de casi todos los sectores. ¿Cómo lo vivisteis vosotros? ¿Cuáles fueron vuestros mayores retos durante este tiempo?

A pesar de la pandemia, el 2022 empezó bien para nosotros. Wienerberger cerró el primer semestre con resultados positivos. Las ventas en los tres primeros meses estuvieron en línea con las expectativas, pero los efectos de la pandemia empezaron a hacerse notar en abril. Sin embargo, en mayo el mercado empezó a retomar una tendencia al alza. Según las estadísticas y los informes del INS, el mercado de materiales de construcción también mantuvo esta tendencia alcista.

Todos los actores del mercado se vieron obligados a adaptarse a la nueva realidad ofreciendo condiciones de teletrabajo o híbridas. Nuestras fábricas no se detuvieron y esto supuso un gran reto para nosotros: mantener la productividad en un contexto de mayor probabilidad de enfermedad. Pudimos combinar el trabajo desde casa con el presencial y fuimos capaces de evitar contagios entre nuestros empleados. Esto nos permitió continuar nuestra actividad con normalidad, respetando las normas de protección necesarias. También es verdad que se pudo seguir trabajando en las obras, ya que es más fácil respetar las normas de seguirdad en un entorno al aire libre.

¿Qué opinas de la digitalización y la automatización de procesos? ¿Se han implantado nuevas tecnologías en tu empresa? ¿Cómo lo habéis hecho?

La digitalización es una prioridad para nosotros. Uno de los aspectos positivos de este difícil periodo pandémico ha sido la aceleración de la digitalización en todo el entorno empresarial. Ha estado mucho más presente tanto en la comunicación diaria como en el flujo de información y los procesos operativos. Hemos llevado a cabo varios proyectos en paralelo, uno de los cuales fue la digitalización del proceso de gestión de órdenes. Para ello, hemos desarrollado una plataforma específica para nuestros colaboradores, facilitando así tanto la velocidad de transmisión como la precisión de la información. Acelerar la digitalización es un gran beneficio para la sociedad en su conjunto, porque mejorar la comunicación en términos de velocidad y precisión permite trabajar a distancia y realizar procesos de trabajo sin interrupciones.

¿Por qué decidieron empezar a trabajar con la Plataforma CargoON? ¿Qué necesidades específicas pretendían satisfacer esta cooperación?

La ejecución de este proyecto se vio impulsada por la necesidad de digitalizar los procesos relacionados con la creación de órdenes de transporte y la confirmación digital de dichas órdenes con los transportistas. Encontramos en Trans.eu el socio ideal para optimizar estos procesos. Como resultado, ahorramos tiempo y aumentamos la satisfacción de nuestros empleados.

¿Cómo ha funcionado la cooperación con CargoON?

La puesta en marcha del proceso comenzó a finales de 2019. La configuración se completó en abril del año siguiente y la plataforma se puso en marcha en mayo. Por el camino, nos dimos cuenta de que había que cambiar algunas cosas. Con el máximo apoyo del equipo de Trans.eu, conseguimos implementar un paquete de ajustes adaptados a nuestras necesidades, lo que facilitó considerablemente nuestro trabajo.

¿Qué aspectos y procesos de la empresa han mejorado como resultado de trabajar con la Plataforma CargoON, tanto desde el punto de vista financiero como operativo?

Sin duda, la plataforma es fácil de usar, por lo que la formación de nuestros empleados se desarrolló sin problemas.

Las mejoras se observan a nivel operativo y las ventajas de la aplicación son múltiples: facilidad de almacenamiento de los documentos digitales, precisión y rapidez de la comunicación con los transportistas, trazabilidad y visibilidad de la información, posibilidad de seguir una orden en todas sus etapas, recepción del CMR en formato digital.

Wienerberger Rumanía tiene actualmente un gran número de ofertas en la plataforma. ¿Espera que este volumen aumente?

Nos acercamos a la temporada baja, así que para nosotros habrá una ralentización natural de las ventas en los próximos seis meses. El año que viene sigue bajo el signo de la incertidumbre, porque todo depende de cómo evolucione esta pandemia. Si se produce otra oleada, sin duda afectará a la actividad tanto de los productores como de los comerciantes y, por supuesto, de los promotores en el sector de la construcción, por lo que la contracción del mercado es posible en este caso.

Hay otro factor importante que influye en el entorno empresarial: las elecciones, que traerán algunos cambios importantes en la administración. Esperamos que el entorno empresarial siga invirtiendo en Rumanía y que los programas ya en marcha, como Noua Casa, fomenten los préstamos para vivienda.

¿Cómo veis la evolución del negocio en los próximos meses?

En caso de un nuevo confinamiento, haríamos más hincapié en los productos destinados a proyectos de interiorismo: la gama TERCA. Cada uno de nosotros puede transformar una habitación, ya sea un salón, un dormitorio, una cocina, un cuarto de baño o un pasillo, y crear unas condiciones de vida más confortables.

También tenemos nuevos productos en la gama SEMMERLOCK, es decir, ofrecemos la posibilidad de diseñar la zona alrededor de la casa. Estamos convencidos de que la gente seguirá haciendo este tipo de obras en casa.

Al mismo tiempo, no nos hemos olvidado de los constructores y hemos desarrollado un nuevo producto para facilitarles el trabajo. Se trata de POROTHERM Profi, un ladrillo pulido que permite una junta de solo 1 milímetro, lo que hace que la construcción sea mucho más rápida, limpia y eficaz, manteniendo al mismo tiempo un nivel de calidad muy alto. El producto es único en el mercado y se fabrica en Rumanía.

Si tuvieras que resumir algunas de las lecciones aprendidas en los últimos meses, ¿cuáles serían?

En estos tiempos de incertidumbre, la capacidad de adaptación de una empresa es esencial. Una de las medidas que tomamos fue diversificar y enriquecer nuestra actual cartera de productos, ofreciendo nuevas soluciones de alta calidad tanto para el diseño de interiores como de exteriores, los segmentos de mercado más dinámicos durante la pandemia.